IIHace poco leía que las cosas importantes, esenciales, no se cuentan ni se explican, se demuestran. Y digo esto porque estamos acostumbrados a oír cómo el alcalde o los concejales hablan de la defensa del patrimonio y de cuidar el casco histórico; es lo que cuentan y lo que explican. Pero lo que demuestran con hechos es que les da absolutamente igual el patrimonio y el casco histórico del pueblo. Y aquí nuevamente una imagen que habla por sí sola: esta acumulación de contenedores está justo al lado de un colegio público y justo en el centro de nuestro caso histórico protegido. Y yo me pregunto si esto es cuidar y preocuparse.

Lo menos que se puede exigir a quien tiene capacidad de decidir es una pizca de sensibilidad, un mínimo de criterio estético y algo de sentido común